Hasta el Wall Street Journal resalta el teatro de la semifinal

El juego antideportivo mostrado por el F. C. Barcelona en la pasada semifinal ha sido de lo más comentado en toda España y el resto de Euro...


El juego antideportivo mostrado por el F. C. Barcelona en la pasada semifinal ha sido de lo más comentado en toda España y el resto de Europa. Tal ha sido el impacto de dicho teatro que las imágenes han traspasado el charco y hasta el  Wall Street Journal estadounidense dedica un artículo a dicha actuación. La traducción de dicho artículo la publica el diario AS, dejando un enlace del texto original del "Wall Street Journal" que está ilustrado con una foto de Alves y su supuesto dolor fingido... Después de todo, parece que la central lechera de Madrid no iba desencaminada en sus informaciones y la imagen del Barcelona está siendo claramente dañada por su conducta contraria a la difusión de "Fair Play" que tanto quiere inculcar, y con razón, la UEFA...

Traducción del Diario AS:

"Incluso si usted no puede distinguir un club de fútbol europeo de otro, no tendrá dificultad para ver lo que es excepcional en el Barcelona. Este equipo ofrece una combinación vertiginosa de talento y arte fácil de reconocer aunque no se sea un seguidor del fútbol.

Pero el martes, cuando el Barça jugó ante el Madrid el partido de vuelta de semifinales de la UEFA Champions, este superclub pareció estar haciéndole un grave daño a su reputación. El problema radica en el comportamiento de sus jugadores en los últimos tiempos, que se divide en tres subcategorías distintas:

1) La propensión de llorar, quejarse y tirarse al suelo que podría esperarse de un niño pequeño.
2) El recurso frecuente a un Dios justo para ser librado de la persecución de los árbitros infieles.
3) Una tendencia a reaccionar ante cualquier impacto de los jugadores rivales retorciéndose como Desdémona en su lecho de muerte en el acto final del Otelo de Verdi.

Este crecimiento de las quejas, que han dominado los titulares de toda Europa la semana pasada después de 0-2 del Barça en Madrid, parece ser parte de una campaña para obtener mejores respuestas o para acelerar el proceso antes los jugadores rivales. Algunos observadores dicen que ha llegado en un momento oportuno, cuando la potencia ofensiva del Barça se ha ralentizado un poco y el equipo se ha vuelto cada vez más dependiente para marcar de los tiros libres y las jugadas ensayadas.

Pero lo que realmente sorprende de esta explosión de histrionismo es lo bien que parece estar funcionando. Después de 11 partidos en la Liga de Campeones esta temporada, el Barcelona ha cometido 127 faltas, 11,6 por partido, mientras que sus rivales alcanzan una cifra más alta, 165 faltas, 15 por partido. En otras palabras, los rivales del Barcelona son castigados con casi cuatro faltas más por partido, disparidad sólo comparable con otros dos equipos de los 32 que participan en el torneo de este año.

El Barcelona ha recibido 12 amonestaciones y una tarjeta roja, frente a 27 amarillas y tres tarjetas rojas del Real Madrid. El otro semifinalista, el Manchester United, que tuvo una ventaja de 2-0 en al partido de ida frente al club alemán Schalke, ha recibido menos tarjetas amarillas que el Barça. Pero el Man U ha sido castigado con 145 faltas, cifra que es significativamente más alta que las 122 de sus rivales. El Madrid no ha tenido mejor suerte: sus jugadores recibieron una tarjeta en el 21% de la faltas (frente al 16% del Barça).

La victoria de la semana pasada sobre el Real Madrid fue uno de los partidos más intensamente debatidos de la Liga de Campeones esta temporada. En un típico partido de Champions de esta temporada no se superan las 29 faltas. Y en este encuentro se pitaron nada menos que 46. Y se mostraron cinco tarjetas amarillas y dos rojas, sin incluir la expulsión de José Mourinho, entrenador del Madrid.

El punto de inflexión llegó a los 61 minutos del partido, cuando el mediocampista defensivo Pepe fue expulsado por el árbitro Wolfgang Stark por lo que consideró una dura falta de Daniel Alves. Alves se retorcía de dolor en el suelo, pero la reproducción de la imagen en el vídeo mostró Pepe apenas le tocó. Eso no impidió que los jugadores del Barça montaran un enjambre en torno a Stark para exigirle que expulsara a Pepe, que fue suspendido para el partido de vuelta de la semifinal.
Después del partido, Mourinho, entrenador del Madrid, dijo que la UEFA, la organización que dirige el fútbol europeo, ayudó a ganar al Barça. El equipo pidió a la UEFA que sancionara a Alves y a otros dos jugadores del Barça por fingir lesiones (El lunes, la UEFA exculpó a los jugadores del Barça y confirmó las suspensiones de Mourinho y Pepe).

Hay que señalar que tirarse, bucear y presionar a los árbitros ha sido parte integral de la cultura del deporte favorito del mundo. Junto a ello, el baile rítmico del Barça anima a utilizar todas las estrategias posibles a sus rivales, incluido el juego físico, para interrumpir el flujo del juego sin mucho esfuerzo.

Pero el Barça puede ser el primer equipo emplear eficazmente esta estrategia para poder ganar un campeonato europeo de clubes. "Es esta actitud de 'somos los mejores en el mundo y no te atrevas a ponerlo en duda", dijo Giorgio Chinaglia, antigua estrella italiana, cuyo país simbolizó durante años el estándar del teatro en el campo. "Alves es uno de los que debería haber sido expulsado. Si eres un jugador de fútbol profesional, para qué haces eso".

Harry Redknapp, entrenador del Tottenham Hotspurs, club de Londres que llegó a los cuartos de final, dijo que el teatro del Barça como una forma de 'mobbing' al árbitro, con un pelotón de jugadores sacudiendo tarjetas imaginarias y exagerando el impacto de las entradas, ha crecido hasta cansar. "Cada vez que se tomó una decisión había 10 jugadores rodeando al árbitro exigiéndole una expulsión", dijo Redknapp tras el partido de Madrid de la semana pasada. "Esa no es manera de jugar al fútbol".

Un portavoz de Barcelona no respondió a esta cuestión el lunes. Después del partido de la semana pasada en Madrid, el defensa del Barça Gerard Piqué dijo que su equipo mereció ganar. "Fuimos el único equipo que quiso jugar al fútbol". La UEFA está considerando una regla que prohíba a cualquier jugador acercarse a menos de cinco yardas de un árbitro.

El Barça no es el primer equipo en tratar de sacar ventaja con sus habilidades teatrales. Algunos dicen que los italianos inventaron el piscinazo y desde luego se convirtió en obra de arte en las décadas de 1960 y 70. Pero el mayor ejemplo de tramposos en los tiempos modernos es el equipo de Alemania Occidental en la Copa del Mundo de 1990, cuando Klinsmann y Rudi Voeller llevaron el arte de dejarse caer a niveles históricamente desconocidos.

En los siete partidos del torneo, los rivales de Alemania recibieron 17 tarjetas amarillas y cuatro rojas, incluyendo dos en el final, cuando Argentina se quedó con nueve hombres. El único gol del partido llegó en el minuto 85 cuando Edgardo Codesal, el árbitro mexicano, pitó un penalti por caída de Voeller en el área. Andreas Brehme, quien dijo después que no hubo falta, marcó desde el punto de penalti el tanto que decidió el torneo.

Para ganar la Liga de Campeones, el Barcelona puede necesitar hacer algo mejor. En los primeros 25 partidos de Liga de esta temporada, el Barcelona anotó 76 goles, pero sólo cinco procedentes del juego abierto. Sin embargo, desde el comienzo de marzo, el Barcelona ha anotado 11 goles en tan sólo ocho partidos de Liga, un 45% de ellos a balón parado. Además, ocho de los 18 goles del equipo esta temporada en la Liga de Campeones han venido de jugadas a balón parado, incluyendo seis de córner, más que ningún otro en el torneo esta temporada."

Texto original del  "Wall Street Journal":

"Even if you can't tell one European soccer club from another, it's not difficult to see what's exceptional about FC Barcelona. This team plays with a dizzying combination of talent and artistry that you don't have to be a soccer snob to recognize. 

But on Tuesday, as Barca takes on Madrid in the second leg of its UEFA Champions League semifinal, this superclub seems to be doing some serious and possibly lasting damage to its reputation. The problem stems from the comportment of its players lately, which falls into three distinct subcategories: 

1) The sort of crying, whining and petulant foot-stomping one might expect from a toddler.
2) Frequent appeals to a righteous God to be spared persecution by infidel referees.
3) A tendency to react to any impact with opposing players by writhing around like Desdemona on her deathbed in the final act of Verdi's Otello.

This crescendo of complaining, which dominated headlines across Europe last week after Barca's 2-0 win over Madrid, seems to be part of a calculated campaign to get better calls—or to speed the process of getting opposing players tossed. Some observers say it has conveniently come at a time when Barca's potent offense has slowed a bit and the team has become increasingly dependent on scoring from free kicks and set plays.

But what's really surprising about this burst of histrionics is how well it seems to be working. Through 11 games in the Champions League this season, Barcelona has committed 127 fouls, or 11.6 a game, while its opponents have been called for a tournament-high 165 fouls, or 15 a game. In other words, Barcelona's opponents are called for nearly four additional fouls per game, a disparity matched only by two other teams among the 32 in this year's tournament.

Barcelona has also received just 12 bookings and one red card, compared with 27 bookings and three red cards for Real Madrid. Fellow semifinalist Manchester United, which also holds a 2-0 lead heading into the home leg of its match with the German club Schalke, has received fewer yellow cards than Barca. But Man U has been whistled for 145 fouls, which is significantly more than the 122 for its opponents. Madrid hasn't fared much better: its players receive a card for roughly 21% of its fouls (compared with 16% for Barca). 

Last week's victory over Real Madrid was one of the most intensely officiated matches of the Champions League season. In a typical match of this kind this season, there would be about 29 fouls. This match pushed the total to a whopping 46. The total included five yellow cards and two reds—a tally that doesn't include the ejection of Madrid coach Jose Mourinho. 

The turning point came 61 minutes into the game, when official Wolfgang Stark tossed Madrid's defensive midfielder Pepe for what was deemed a hard foul on Barca's Daniel Alves. As Alves writhed in pain on the ground, video replay showed Pepe barely touched him—but that didn't stop Barca's players from swarming Stark to demand that he send off Pepe, who is now suspended for the second leg of the semifinal in Barcelona. 

After the game, Madrid coach Mourinho said UEFA, the organization that oversees European soccer, aided Barca's win. The team asked UEFA to sanction Alves and two other Barca players for faking injuries. (On Monday, UEFA cleared the Barca players and upheld Mourinho's and Pepe's suspension.)

It's hardly novel to point out that flopping, diving and pressuring officials have long been an integral part of the culture of the world's favorite sport. Besides, the rhythmic passing of Barca's dizzying attack encourages opponents to use every possible strategy, including physical play, to disrupt Barca's seemingly effortless flow.

But Barca may be the first team to employ this strategy so effectively that it could win a European club championship. "It's this attitude of 'We're the best in the world, so how dare you take us on,' " said Giorgio Chinaglia, the former Italian star whose country for years set the standard for on-field theatrics. "Alves is the one who should have been sent off. You're a professional soccer player. What are you doing going down like that?"

Harry Redknapp, the coach of Tottenham Hotspur, the London club that made it to the quarterfinal, said Barcelona's theatrics and its habit of mobbing the referee with a posse of players waving imaginary cards and exaggerating the impact of tackles, has grown tiresome. "Every time a decision was made, there were 10 players around the referee trying to get someone sent off," Redknapp said of last week's match against Madrid. "It's not the way you play football."
A spokesman for Barcelona did not respond to a requests for comment Monday. After last week's Madrid match, Barca defender Gerard Pique said his team deserved to win. "We were the only team that wants to play football." UEFA is considering a rule that would prohibit any player from coming within five yards of an official. 

Barca is hardly the first side to try to employ its acting skills for an advantage. Some say the Italians invented diving, and they certainly turned the practice into a fine art in the 1960s and '70s. But the biggest conmen in modern times may be the West Germany team at the 1990 World Cup, when Jürgen Klinsmann and Rudi Völler took the art of tumbling to new lows.

In seven games at the tournament, Germany's opponents received 17 yellow cards and four red cards—including two in the final, when Argentina was reduced to nine men. The only goal in that game came in the 85th minute when Edgardo Codesal, the Mexican referee, awarded a penalty when Völler went down in the area; Andreas Brehme, who later said there was no foul, scored from the spot to win the tournament.

To win the Champions League title, Barcelona may need to do them one better. In the team's first 25 league games this season, Barcelona scored 76 goals, with all but five coming from open play. But since the start of March, Barcelona has scored just 11 goals in eight La Liga matches, with 45% of those coming from set pieces. Also, eight of the team's 18 Champions League goals this season have come from set-pieces, including six goals from corners—most in the tournament this season."

COMENTARIOS

BLOGGER: 2
Loading...
Nombre

Actores por un día,117,Copa del Rey,54,Curiosidades,266,Enlaces,1,Entrevistas,162,Himno,2,Historia,2,Libros,55,Liga,577,Liga de Campeones,170,Material exclusivo,3,Merchandising,176,Noticias,1712,Opinión,12,Palmarés,2,Quiosco,120,Real Madrid solidario,9,Recuerdos madridistas,18,Reportajes,2,Rincón del aficionado,4,Selección Española,206,SONIC,5,También son madridistas,20,Trofeo BRM al mejor jugador,5,Un día con...,19,
ltr
item
Blog del Real Madrid: Hasta el Wall Street Journal resalta el teatro de la semifinal
Hasta el Wall Street Journal resalta el teatro de la semifinal
http://2.bp.blogspot.com/-wYRJlddUfso/TccpGYa7L5I/AAAAAAAAOME/8u47bcmwzAY/s400/Alves.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-wYRJlddUfso/TccpGYa7L5I/AAAAAAAAOME/8u47bcmwzAY/s72-c/Alves.jpg
Blog del Real Madrid
http://www.blogdelrealmadrid.com/2011/05/hasta-el-wall-street-journal-resalta-el.html
http://www.blogdelrealmadrid.com/
http://www.blogdelrealmadrid.com/
http://www.blogdelrealmadrid.com/2011/05/hasta-el-wall-street-journal-resalta-el.html
true
5404538388150507811
UTF-8
Cargar Todos Los Artículos No Se Encontraron Artículos VER TODO Leer más Comentar Cancelar comentario Borrar Por Inicio PÁGINAS POSTS Ver Todo ARTÍCULOS RECOMENDADOS ETIQUETA ARCHIVO BUSCAR TODOS LOS ARTÍCULOS No se ha encontrado nada Volver a Inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic ahora mismo 1 minuto atrás $$1$$ minutes ago 1 hora atrás $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hace más de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIIUM Por favor, comparte para desbloquear Copiar Todo El Código Seleccionar Todo El Código Todos los códigos se han copiado a tu clipboard No se pueden copiar los códigos / textos, por favor, pulsa [CTRL]+[C] (o CMD+C en Mac) para copiar